domingo, 6 de mayo de 2012

3 comentarios:

obdulia dijo...

La montaña se hace respetar, no es facil acceder a ella,pero si eres capaz de hacer el esfuerzo para ponerte a su altura, el premio esta asegurado. Cuando llegue a los lagos senti una sensación muy especial.
Obdulia

Arena_y_palmeras dijo...

La montaña es lejana, solitaria, silenciosa, tranquila, fuerte...como tú.
Gracias por tu visita.

Besos desde la España verde del norte.

Anónimo dijo...

Yo tampoco creo que estuviera loca,simplemente era diferente...
Besos.
Zaratustra.